¿Tengo que divorciarme en una corte si me casé por la iglesia y no por un juez?

Sí. Ante la ley, el matrimonio es un contrato civil cuya existencia y disolución tienen que ser reconocidas por el Estado (gobierno). Cuando una pareja se casa “por la iglesia”, por lo general lo que está haciendo para efectos legales (dejando a un lado el significado religioso) es delegando en el sacerdote, pastor o líder espiritual las gestiones necesarias para el reconocimiento legal de su matrimonio. El sacerdote, pastor o líder espiritual, en este sentido, es un intermediario.

En caso de ocurrir un divorcio, aún cuando su iglesia no le reconozca la facultad para divorciarse, usted tiene derecho a ir a un tribunal para disolver su matrimonio. Aún cuando su Iglesia no le reconozca validez a su divorcio, para efectos legales esto no será un impedimento.

Leave a Reply