¿Quién tendrá la custodia?

¿Quién tendrá la custodia de los hijos durante el proceso de divorcio?

Sí ambos cónyuges pidieran al tribunal tener la custodia provisional de los hijos durante el proceso de divorcio, el Tribunal citará a las partes a una vista en la cual las partes (los cónyuges) presentarán prueba testifical y documental para tratar de convencer al Tribunal sobre a quién debe asignarle al custodia[1].

Los factores que tomará el juez en consideración para hacer esta determinación son:

  1. La prueba testifical y documental presentada por los cónyuges en la vista.
  2. El interés del menor.
  3. El bienestar de los mismos[2].

Esta custodia provisional será reevaluada en el juicio de divorcio, pudiendo variar el resultado.

¿Quién tendrá la custodia de los hijos después del divorcio?

Al igual que con la custodia provisional otorgada mientras transcurre el divorcio, la custodia definitiva de los menores luego del divorcio es una determinación que queda a discreción del Tribunal, luego de evaluar “los mejores intereses y bienestar del menor”[3].

Los factores que deberá tomar en cuenta el tribunal para decidir a quién otorgarle la custodia de los hijos después del divorcio son:

  1. la preferencia del menor;
  2. su sexo; su edad;
  3. su salud mental y física;
  4. el cariño que puedan brindarle las partes;
  5. la habilidad de las partes para satisfacer las necesidades afectivas, morales y económicas del menor;
  6. el grado de ajuste del menor al hogar, la escuela y la comunidad en que vive;
  7. la interrelación del menor con las partes, sus hermanos y otros miembros de la familia;
  8. la salud psíquica de todas las partes[4]

Si luego de evaluados los mencionados factores el tribunal determina que ambos padres están igualmente capacitados para tener la custodia de los hijos, los precedentes del Tribunal Supremo establecen que deberá otorgarse la custodia a la madre[5].



[1] Art. 98. Del Código Civil, 31 L.P.R.A. sec. 341

[2] Id

[3] Art. 107 del Código Civil, 31 L.P.R.A. sec. 283

[4] Marrero v. García, 105 D.P.R. 90 (1976)

[5] Nudelman v. Ferrer, 107 D.P.R. 495 (1978)

Leave a Reply